Javier Corso

Documental

Enamorado de lo documental y apasionado por lo editorial, Javier Corso recurre al símil con el roble para explicar qué filosofía se esconde detrás de la agencia OAK: «Como sugiere nuestro nombre [OAK significa roble en inglés], pretendemos vincular el trabajo que hacemos a la solidez del árbol y a la nobleza del material.»

La investigación y el reportaje sosegado, de larga maduración, conforman el sello distintivo de esta agencia, de la que Corso es cofundador y director. Sus aplaudidos trabajos en países tan diversos como Benín, Japón, Colombia o Finlandia -entre otros- pueden verse en prensa y televisión, y acaban recogidos en la revista D.OAK, publicación que se financia mediante micromecenazgo y que cuenta con el apoyo de Sigma.

Su labor -y la de OAK stories- ha sido reconocida con una de las prestigiosas becas de investigación y exploración que otorga National Geographic para profundizar en su trabajo documental ‘Matagi’, dedicado a una pequeña comunidad ancestral de cazadores del norte de Japón.

Como mandan los cánones de la fotografía documental, Javier Corso siente un gran apego por las ópticas fijas y luminosas, especialmente por el Sigma 35mm f1.4 Art y el mucho más angular Sigma 24mm f1.4 Art.

Sus trabajos han sido publicados y expuestos internacionalmente en lugares como el Instituto Cervantes de Nueva York, el Florida Museum of Photographic Arts o el festival internacional de Valencia PHOTON.

Marcas con las que trabaja